Arte y acciones

Loading...

martes, 6 de noviembre de 2007

Palacio Vergara

SÍNTESIS DE DATOS IMPORTANTES

1.- Año de construcción del edificio: Entre 1906 y 1910
2.- Nombre del arquitecto: Ettore Petri Santini
3.- Estilo del edificio: Predominantemente Veneciano
4.- Dimensión: 3.00 m2 de construcción
5.- Dueña del Palacio: Blanca Vergara Alvarez, casada con Guillermo Errázuriz, tuvieron 5 hijos.
6.- Año hasta el cual fue habitado el edificio: 1941
7.- Fecha inauguración del Museo de Bellas Artes: 17 de septiembre de 1941.
8.- Número de obras expuestas (pinturas) : 152
Autores Nacionales : 78
Autores extranjeros : 74
9.- Número de salas y salones en exposición permanente: 12
10.- Salas destinadas a exposiciones temporales : 1
11.- Algunos de los autores más importantes:
Extranjeros : P.P. Rubens, J. Bassano, Guido Reni, R. Monvoisin, N. Poussin.
Nacionales : Pedro Lira, Juan Francisco González, Alfredo Puelma, Camilo Mori, Carlos Pedraza, Etc.
12.- Escuelas pictóricas más representativas: Impresionista, Romántica, Barroca, Renacentista, Naturalista, etc.

MUSEO DE BELLAS ARTES
El Palacio Vergara, construido entre los años 1906 y 1910, se encuentra enclavado en la actual Quinta Vergara, rodeado de una rica y variada vegetación.

Fue la residencia particular de una de las familias más importantes de la región. En él vivió Doña Blanca Vergara Alvarez, (hija de José Francisco Vergara, el fundador de Viña del Mar), junto a su esposo Don Guillermo Errázuriz, además de sus cinco hijos.

Es en el año 1941 cuando la Municipalidad de Viña del Mar adquiere el edificio, y ese mismo año, el día 17 de septiembre gracias a la iniciativa del alcalde señor Eduardo Grove, se inaugura en sus dependencias el Museo de Bellas Artes.

Para la creación del Museo, se utilizó como base la valiosa colección de obras en exposición gracias a importantes donaciones y a adquisiciones efectuadas por la Municipalidad de Viña del Mar.

El Museo actualmente expone en sus salas y salones 152 pinturas, correspondiendo 78 de ellas a autores nacionales y 74 a artistas extranjeros, principalmente europeos.

También hermosas esculturas, embellecen los distintos salones, completando muy armoniosamente con los distintos estilos de muebles (Luis XIV, Imperio, Luis XVI, etc.). Antiguos instrumentos musicales, grandes espejos, bellas lámparas, acabadas decoraciones, son solamente parte de la grandiosidad de este palacio.

Paralelamente a las 12 salas de exposición permanente, el Museo cuenta con 1 destinada a exposiciones de carácter temporal, esta es la Sala Carlos Hermosilla.

Algunas de las exposiciones más importantes, que en los últimos años han pasado por los diferentes salones del Museo, son las siguientes:

1.- “Suite Vollard”, Pablo Picasso, 1993
2.- “Museo de la Solidaridad, Salvador Allende”. Selección de obras. 1994.
3.- “Caprichos, Desastres, Tauromaquia y Disparates”. Francisco de Goya, 1995.


Las dependencias habilitadas para que recorran los visitantes son:

1. Hall de entrada
2. Sala Pintores Académicos
3. Sala José Francisco Vergara
4. Sala Grandes Maestros
5. Salón Dorado
6. Sala Generación del 40
7. Jardín de Invierno
8. Sala de Música
9. Salón Capitular
10. Hall Central
11. Sala Arturo Gordon
12. Sala Pasillo


En la actualidad, el Museo de Bellas Artes de Viña del Mar es parte del Departamento de Cultura de la I. Municipalidad Viñamarina. La Dirección o Jefatura de dicho Departamento se encuentra en el Centro Cultural de la ciudad, ubicado en el número 250 de la Avenida Libertad.

DON JOSE FRANCISCO VERGARA


Nacido en Santiago el año 1833, José Francisco Vergara es una de las figuras esenciales en el nacimiento y posterior desarrollo de la ciudad de Viña del Mar.

Estudió en el Instituto Nacional, luego en el año 1856 se tituló como ingeniero en la Universidad de Chile, y como tal tuvo una activa participación en la construcción de la línea férrea que uniría Valparaíso con Santiago. Bajo el mandato de Mr. Paddisson tuvo importantes tramos de la obra a su cargo, por ejemplo, el trazado a través de la hacienda “La Viña de la Mar”, cuya propiedad pertenecía a la familia Alvarez.

En esa época Vergara conoció a la hija del hacendado, Doña Mercedes Alvarez, con la que contrajo posteriormente matrimonio (08 de agosto de 1859), cuando la dama contaba con tan sólo 17 años de edad. De este matrimonio nacerían dos hijos: Blanca Vergara Alvarez y Salvador Vergara Alvarez. Blanca se casa con Guillermo Errázuriz, con quien tuvo cinco hijos: Manuela, Hugo, Willy, Amalia y Blanca. Mientras que Salvador contraía nupcias con Blanca Vicuña, teniendo tres hijos: Aquiles, Blanca Victoria y Federico.

A mediados del siglo XIX, se construyeron, con una finalidad defensiva varios fuertes en la zona central del litoral chileno, 5 de ellos se ubicaron en las Haciendas de Vergara, sus nombres fueron: Pudeto, Callao, Papudo, Sirena y Reñaca.

Es en el año 1874 cuando el Intendente de Valparaíso don Francisco Echaurren aprueba por decreto, el plano de urbanización presentado por Vergara, que sirvió como base del actual balneario de Viña del Mar.

El 31 de Mayo de 1878, el presidente Pinto, firmó el decreto de creación de la Municipalidad de Viña del Mar, gracias al positivo informe emitido por el entonces Intendente de Valparaíso don Eulogio Altamirano, además del Consejo de Estado.

Posteriormente, el 04 de mayo de 1879 se instaló solemnemente la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar, ocupando Vergara el cargo de Subdelegado.

El espíritu patriota de este gran hombre, lo llevó a participar activamente en la Guerra del Pacífico, donde combatió con gran pundonor y valor, primero como Secretario General en Jefe con el grado de Teniente Coronel de Guardias Nacionales. Cargo bajo el cual tuvo la misión de organizar el ejército chileno con los contingentes de
voluntarios que llegaban de todos los rincones del país. Luego el Presidente Pinto le otorgó el cargo de Ministro de Guerra en Campaña (15 de mayo de 1880), en reemplazo de Rafael Sotomayor.


En el ámbito de la política nacional desempeñó varios cargos; en el gobierno de Santa María por ejemplo, fue Primer Ministro del Interior, representando a los Radicales, puesto al que renunció en1882. Luego fue electo Senador por Coquimbo en 1885. Y más tarde (1886), es el propio partido Radical la entidad que lo proclama candidato a la presidencia de la República en oposición a José Manuel Balmaceda.
Pero debido al apoyo oficial que la Moneda prestaba a su contenedor, se vio obligado a renunciar a la candidatura.

El 15 de febrero del año 1889, mientras podaba algunos laureles en su quinta, muere José Francisco Vergara, personaje fundamental e importante en la historia de Viña del Mar.


DOÑA BLANCA VERGARA Y SU PALACIO

Después que el terremoto de Agosto de 1906 derrumbara la residencia de la familia Vergara, ubicada en el interior de la actual Quinta Vergara, Doña Blanca Vergara decide construir un nuevo palacio, para lo cual contrata los servicios del connotado arquitecto italiano Ettore Petri. Cuatro años tarda en su construcción (1906 – 1910), trabajando junto a su hermano, el constructor Alejandro Petri.

De estilo predominantemente Veneciano el edificio se encuentra enclavado entre las dos largas avenidas existentes en el parque. Con sus 3.00 M de construcción, aún lo apreciamos en su grandeza a pesar del paso del tiempo y de los desastres naturales, como los terremotos, por ejemplo.

Blanca Vergara, la hija del fundador de Viña del Mar, se casó con don Guillermo Errázuriz, naciendo de este matrimonio 5 hijos : Willy, Manuela, Blanca, Amalia y Hugo.

El palacio de doña Blanca recibió la visita de ilustres personalidades, como el filósofo hindú Krishnamurti, la actriz francesa Germaine Dermey, el infante Francisco de Baviera y Borbón, príncipe de España, entre otras importantes celebridades.

La mayor parte del mobiliario que tuvo la residencia fue adquirido directamente en Europa, y entre ellos se puede apreciar una gran variedad de estilos, siendo los más atractivos, el Rococó, Luis XV, Imperio, etc.

Cortinas, grandes lámparas, el exclusivo parqué de los salones, chimeneas de mármol, decoraciones de yeso, brocatos murales son solamente parte de la grandiosidad del palacio.

Por su parte el arquitecto del edificio, Ettore Petri no sólo construyó este palacio. Durante su permanencia en nuestro país partició en la construcción de otras importantes edificaciones de nuestra zona central, principalmente en Valparaíso, Viña del Mar y Limache; así por ejemplo realizó la mansión de Doña Juana Ross de Edwards en Valparaíso; los planos de la Parroquia de Viña del Mar, construida por otros posteriormente, el Club Social de Viña del Mar, diseñado y construido totalmente por los señores Petri (Ettore y Alejandro)), que fuera ampliado hacia atrás en 1926 por el arquitecto Carlos Cruz Eyzaguirre.


ORATORIO

Bronce cincelado y calado, placas de porcelana de Sevres pintadas al óleo, cubierta de mármol de Carrara y columnas de ébano; flores de lis, Santos, Patriarcas y oradores; estilo Neogótico francés.

Este oratorio perteneció al rey Felipe de Francia, rematado durante la Segunda República (Napoleón III), y adquirido por la familia Vergara.

miércoles, 31 de octubre de 2007

Sala Carlos Hermosilla






Sala Carlos Hermosilla.
Es la única sala temporal del Museo de Bellas Artes de Viña del Mar (Palacio Vergara) ubicada en el sub-suelo.
La Sala Carlos Hermosilla esta enfocada a las experiencias nuevas y propuestas de artistas jóvenes, convirtiéndose rápidamente en un punto de encuentro de los estudiantes.
La curatoria esta a cargo del artista Christian Carrillo, quien da espacio a la obra de autor esa obra inedita y primigenia del artista alejada del coqueteo de las salas comerciales, por lo cual la línea curatorial se enmarca en la honestidad de la obra y su imagen final.
La sala comparte lugar con la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar en el Palacio Vergara, perteneciendo esta al departamento de Cultura de la Municipalidad de Viña del Mar.
La convocatoria de la Sala se realiza entre los meses de septiembre y diciembre, con un llamado público a presentar propuestas para esta.

Sitio Web:
http://www.salacarloshermosilla.com/
http://www.exposicionessala.blogspot.com/
Horario:
10:00 - 13:00
1500 - 17:30
Dirección:
Errazuriz 596, Viña del Mar (Interior parque Quinta Vergara)
Encargado: Christian Carrillo Cáceres / http://www.ccarrillo.cl/ / 081423138 / 032-2738438
Mail: ccarrilloc1974@yahoo.es





Museo de Bellas Artes de Viña del Mar




SALAS DE EXPOSICIONES PERMANETES
Sala José Francisco Vergara

Sala dedicada al fundador de la ciudad de Viña del mar. Realizó estudios en ingeniería de agrimensura, que le valieron la responsabilidad en el levantamiento del ferrocarril entre Valparaíso y Quillota, el túnel San Pedro entre otras obras. Contrae matrimonio (1859) con doña Mercedes Álvarez, heredera de la hacienda “Peuco o las Siete Hermanas” y “L viña del mar”. Con fecha 29 de diciembre de 1874 presenta el proyecto a la intendencia de Valparaíso para la fundación de la ciudad viñamarina. Desde muy joven se incorpora a ala actividad política y periodística siendo fundador del partido radical y el periódico “El deber”. Fue soldado en la guerra Perú Bolivia en 1879, teniendo participación en batallas importantes: Germania, San Francisco, Tarapacá y Tacna, además de Chorrillos y Miraflores. Fue ministro del interior del gobierno de don domingo Santa María y candidato a la presidencia en competencia con don José Manuel Balmadeca quien finalmente ostentó la primera magistratura del país.
Las obras pictóricas de esta sala corresponden a uno de los principales pintores de la sociedad criolla de la época don Raimundo Monvoising, perteneciente la escuela francesa del siglo XIX. Ellas son: “retrato de doña Mercedes Álvarez”, “retrato de don José francisco Xavier Álvarez” y “retrato de doña Dolores Pérez de Álvarez”.-
El 17 de septiembre de 191, por iniciativa del alcalde señor Eduardo Grove, la municipalidad entregó a la municipalidad de viña del mar el palacio como museo de bellas artes, espacio que hoy comparte con la escuela municipal de bellas artes.


Sala Generación del 40

Pablo Buchard (1875 – 1964)
Laureano Guevara (1889- 1969)
Augusto Eguiluz (1895 – 1969)
Camilo Mori (1896 – 1973)
Jorge Caballero (1902 - )
Luis Tonterollo (1906 - )
Israel Roa (1906 - )
Carlos Pedraza (1913 – 2000)
Sergio Montesino (1916 – 1996)
Ximena Cristi (1916 - )
Fernando morales (1920 - )

Paul Cezanne no está ausente en los artistas de esta generación que gestó Luis Vargas Rojas a su regreso de Europa y que recibió el nombre de “Grupo Montparnasse”.
Entre ellos Agusto Aguiluz, Camilo Mori y Jorge Caballero presentes en esta sala con una visión más subjetiva del paisaje y del bodegón y con una clara influencia neo impresionista y un fauvismo moderado.
El pintor de caballete y el bodegón (naturaleza muerta), constituyen temas muy importantes con inspiración artística esto lo entregan Laureano Guevara y Carlos Pedraza. Guevara, en el planteamiento técnico de sus obras, hace del paso del color a otro en sus tonos y graduación, una fina y equilibrada composición. Pedraza con mayor fuerza y ampulosa solución llena de materia y manchas, interpreta la luz y las formas de los elementos con el color.
Pablo Buchard, hace su trabajo una vocación permanente. Siempre a las inquietudes de su generación, es un artista solitario, cuyo trabajo lo hace con sencillez, simplicidad y poética belleza, ___________ en el paisaje, el entorno y la cotidianidad.
Israel Roa, Ximena Cristi y Sergio Montesino todos con un expresionismo _______, con tintes melancólicos en el paisaje y la figura humana__ el tema es todo un pretexto para el color donde la intuición juega un papel ____ para interpretar el tema.




Salón Dorado

Salón del Palacio, que por su ubicación y ________ reúne un delicado equilibrio de nobleza y esplendor, hacen del ambiente un fino lugar donde se reúne mobiliario e este estilo, espejos rococó y arrimo dorado al fuego cuyo centro de interés está en un jardín de mayólica alemán de jerreguemnies con flores, frutas y un suelo de parqué elaborado con variadas y nobles maderas en diferentes tonos adosados a los muros, el brocato francés da realce a las pinturas dedicadas a Doña Blanca Vergara dueña de la casa y a su padre Don José Francisco.
Todo hace un conjunto de mesuras y magnificencia que permite elevar los elementos de este espacio a la sutileza de dejar que la música pueda salir y llegue al lugar a través de los arcos centrales situados sobre el espejo rococó próximo la techumbre, cuyos músicos llegaban al lugar destinados por las discretas puertas y caracoleadas escalas.




SALA DE MUSICA.

Dos obras de Joaquín Sorolla y Bastidas (1863 – 1923), “La Prensa” y “La Vendimia”, nos invitan a conocer a uno de los grandes pintores españoles de fines del XIX. Obras encargadas por la familia de don Rafael Errazuriz Urmenta, Ministro Plenipotenciario ante la Santa Sede propietario de la viña de Panquehue, quien pidió también a Sorolla las obras “La Parra” y “La Bacanal”, actualmente en colecciones particulares.
Piano: De estilo Regencia, ingles de media cola y caja de Jacarandá con marquetería dorado al fuego, lleva el nombre de su propietaria Dolores Alvares.
Arpa: Neogótico francés con relieves de flores de lis.
Arcón: Neogótico Francés con relieves de hojas de lis.
Lámpara: Estilo del segundo imperio de bronce cincelado.
Cortinaje: Felpa con trozos de gobelinos con escenas de cacerías y personajes de la vida cortesana.













Parque y jardines








EL PARQUE Y LA VARIEDAD BOTÁNICA DE LA QUINTA VERGARA

No menos riqueza que el Museo de Bellas Artes, el Anfiteatro o la Escuela de Bellas Artes posee el parque de la Quinta Vergara. Con su rica y variada vegetación se nos presenta como uno de los más destacados centros de exposición arbórea de nuestra zona.

Ya Doña Dolores Pérez, una de las más antiguas dueñas de la hacienda se preocupó de la manutención de los jardines y prados, que otros antiguos dueños, como los Jesuitas también se habían ocupado en embellecer. El hijo de Doña Dolores, Don Francisco Salvador Alvarez, fue un eterno viajero, y de sus continuos viajes por Oceanía y la India, traía como regalo a su madre las más exóticas especies de árboles, que ella plantaba con gran dedicación en los jardines de su hacienda.

Posteriormente José Francisco Vergara y su hija Blanca, jugaron un papel importantísimo en la configuración como parque de su hacienda; contaron ellos con su diligencia, creatividad y recursos para mantener e incorporar nuevas especies a las ya existentes.

Algunas de las especies arbóreas que más llaman la atención y que sobresalen en relación al resto son las siguientes:

1.- CRESPON (Lagestroemia Indica), China
2.- PALMERA (Washington Filifera), Estados Unidos
3.- ARAUCARIA (Araucaria Heterophylla), Isla Norflok
4.- PALTO (Persea Americana), América Central
5.- JACARANDA (Jacaranda Mimosifolia), Brasil
6.- ARAUCARIA (Araucaria Augustifolia), Brasil
7.- PEUMO (Criptolarya Alba), Chile
8.- CORCOLEN (Azara Celastrina), Chile
9.- MANIO DE HOJA LARGA (Poducarpus Santignus), Chile
10.- CASTAÑO (Castanea Sativa), Europa
11.- QUILLAY (Quillaja Saponaria), Chile
12.- PATAGUA (Crinodendron Patagua), Chle
13.- BELLOTO DEL NORTE (Beilschmiedia Miersii), Chile
14.- CIPRES ITALIANO COMUN (Cupressus Semperviners), Europa
15.- AVE DEL PARAÍSO (Strelitzia Augusta), Sudáfrica
16.- ARAUCARIA ( Araucaria Araucana), Chile
17.- PALMA CHILENA (Jubea Chilensis), Chile
18.- CEDRO (Cedrus Deodara), Oriente Medio
19.- CIPRES MACROCARPA (Cupressus Macrocarpa), Estados Unidos
20.- PALMERA (Trachyoorpus Fortunea), China
21.- PITOSPORO (Pittosporum Ondulatun), Asia Tropical
22.- GOMERO (Ficus Slastica), Asia Tropical
23.- PINO INSIGNE (Pinus Radiata), Estados Unidos
24.- COCCULO (Cocculus Laurifolius), Asia
25.- PALMERA (Cocos Plumosa), Brasil
26.- MOLLE (Schinus Latifolia), Chile
27.- AROMO (Acacia Melanoxyon), Australia
28.- MAGNOLIA (Magnalia Grandiflora), Estados Unidos
29.- AVE DEL PARAÍSO (Strelitzia), Sudáfrica
30.- OMBU (Phytolacca Dioica), Argentina...

Anfieatro, Quinta Vergara






ANFITEATRO

En la Quinta Vergara se realiza el festival de música popular más importante de Sudamérica. El renombrado "Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar" se lleva a cabo anualmente en el mes de febrero durante las vacaciones de verano. El proyecto de renovación fue resultado de un concurso arquitectónico ganado por el afamado arquitecto "Borja Huidobro". La propuesta arquitectónica de forma ovalada, incorpora un estudio acústico de alta tecnología y un sistema de techos retractiles móviles de 74 metros de diámetro. Fue remodelado en el año 2002, reemplazando la cóncha acústica por un gran anfiteatro cerrado, simulando un Coliseo, hecho de concreto sólido, con una capacidad que supera los 15.000 espectadores.Luego del éxito del primer Festival de la Canción de Viña del Mar que se realizó en 1959, se construyó un anfiteatro en la Quinta, cuyo escenario de madera estaba coronado por una “concha acústica” la cual fue construida bajo la responsabilidad del Constructor Civil Juan Pinto Delgado.

Corrían los primeros meses de invierno de 1959, cuando el alcalde de Viña del Mar de aquel entonces, Gustavo Lorca Rojas, aceptó la idea que le propuso el señor Carlos Ansaldo, en su calidad de secretario privado, para organizar una serie de programaciones que, con el nombre de “Festivales de Otoño, invierno, primavera, verano”, consignarán debidamente coordinadas, los eventos realizados por las diversas entidades sociales, culturales y deportivas de la ciudad sumados a los que directamente organizara la I. Municipalidad. Estos últimos deberían financiarse con el cobro de entradas, evitando de esta manera los desembolsos que, hasta entonces, efectuaba la Corporación mediante el sistema de subvenciones.
Dentro del Primer Festival de Verano efectuado durante la temporada 1959-1960 se consultó, entre el 21 y el 28 de febrero en la Quinta Vergara, la primera feria de Viña del Mar. En ella se daban a conocer las pinturas, esculturas y cerámicas de los alumnos de la Escuela de Bellas Artes algunos de los cuales trabajaban a la vista del público. Además en un tablado montado en uno de los prados existentes a un costado del Palacio Vergara, se ofrecían, en distintos horarios, conciertos sinfónicos, shows infantiles y el Primer Festival de la Canción. En este último se disputaba un premio único de $500 para el mejor tema que estuviera dedicado a Viña del Mar, y los propósitos que se perseguían, era realizar una promoción de la ciudad, estimular la producción de los compositores de música popular y ofrecer un espectáculo a los turistas y veraneantes.
La razón principal para materializar el proyecto en el recinto de la Quinta Vergara fue la de su ubicación, cerca de todos los medios de movilización y las posibilidades que ofrecía para controlar el ingreso y poder efectuar el cobro que ayudaría a su financiamiento.
El resultado de este primer esfuerzo destinado a tener con el paso del tiempo trascendencia Internacional, fue un éxito.
El bordereaux recaudado en la feria dejó superávit y el público sobrepasó las 35.000 personas. La canción ganadora en el festival llevaba el nombre de la ciudad, sus versos pertenecían a Manuel Lira y la música a José Goles y tuvo el mérito de abrir el camino para lo que habría de ser más tarde, el evento más importante de música popular en las tres Américas.

El modesto tablado, dio lugar, al año siguiente, a un escenario provisorio situado en un claro del bosque, donde hasta entonces, existía una plaza de juegos infantiles y la feria se dividió, al cabo de un tiempo en dos espectáculos independientes que perduran hasta el día de hoy; la Feria del artista y el Festival de la canción. La primera circunscrita en sus comienzos a los alumnos de Bellas Artes de la I. Municipalidad, se fue abriendo lentamente a artistas llegados desde diversos lugares del país y el segundo dio cabida hacia su decimotercera versión a los géneros Internacional y Folclóricos consagrando temas que han pasado a ser clásicos como “palabras”, “está de mas” , “la torcacita” , “el corralero” entre otros temas, más trascendentales que otros pero todos aportando algo al desarrollo de la música. Después de su décimo tercera edición, un lamentable acuerdo municipal dejó fuera de competencia al folclore y éste se refugió en Olmué, localidad donde “El Festival del huaso” ha ido creciendo lenta, pero vigorosamente, en una búsqueda incesante de la savia que nutre las raíces de la musicalidad de nuestra zona central.
La participación de japoneses, coreanos, griegos, malteses, egipcios, israelíes y de compositores de las principales naciones europeas y americanas, transformó a la competencia viñamarina en uno de los principales eventos del mundo de la canción.
Más tarde se concretaron otros intercambios y otros contactos. Primero fue el festival de Río de Janeiro y luego los dos de Atenas en Grecia, Split en Yugoslavia, Tokio en Japón, Malta en isla de Malta y San José en Costa Rica.
Con ello se dio a conocer el nombre de Chile y de Viña del Mar. El escenario ya definitivo de la Quinta Vergara, proyectado por el arquitecto Hernando López, ilustró posters y folletos y los premios iniciales del certamen; la lira y el arpa de oro fueron reemplazados en 1970 por la Gaviota de Plata, y que fue creada por Claudio Di Girolamo.
La gaviota del festival, este ave característica de nuestras playas, simboliza la libertad de la música y su belleza. El nuevo símbolo tuvo una espléndida acogida por parte del público y su vuelo ha sido siempre ascendente, al extremo de ser considerado hoy en día como el símbolo de la ciudad que lo vió nacer.
Sin lugar a dudas que el fundador de la ciudad de Viña del Mar, Don Jose Francisco Vergara y su esposa Mercedes Alvarez, al construir su mansión de estilo veneciano a un costado de su parque, no pensó que este lugar a futuro se convertiría en uno del más bullente y visitado en la tan bien llamada ciudad jardín.
MUSEO
60 obras de importantes artistas europeos constituyen una parte fundamental del patrimonio artístico del Museo Municipal de Bellas Artes que funciona en el Palacio Vergara, el que cuenta también con importantes obras de pintores chilenos.
Sala capitular

En el Museo de Bellas Artes de Viña del Mar, se realizaron "los salones de verano", que fueron muestras de artistas de la pintura y la plástica, nacionales y extranjeros de altísima calidad. Ha servido también este Museo a gran cantidad de alumnos del área académica para la complementación de sus estudios de arte.
Por iniciativa del Alcalde Señor Grove, el Palacio Vergara fue transformado en el Palacio de Bellas Artes; creado el 17 de Septiembre de 1941, para lo cual se contaba con la espléndida pinacoteca de la Familia Vergara. Para ello los principales salones fueron adaptados como Museo para Exposición permanente de la pintura Europea y Nacional del Palacio.
Sobre la pinacoteca de los Errazuriz - Vergara, el diario “El imparcial” (1941) escribe: “El conjunto de cuadros que de la colección de Doña Blanca Vergara, hoy en poder de la Municipalidad de Viña del Mar, es parte del conjunto de obras adquiridas en Europa y principalmente en Italia, por don Maximiliano Errázuriz entre los años 1868 y 1872, así su procedencia, puede decirse que es de primera mano”.
Es posible que después de un minucioso estudio se pueda adelantar que se trata de un conjunto del mayor interés y abarca obras desde el siglo XV al XX en el cual se hallan representadas principalmente las escuelas italianas y españolas, como también en forma interesante, los flamencos franceses e ingleses. Sólo poquísimas copias las cuales serán catalogadas como tales. Entre este excelente conjunto se destacan algunos dignos de figurar en cualquier museo Europeo y que no vacilamos de calificar en obras maestras.
El Museo paso así a depender del departamento de Cultura y Bellas Artes de la I. Municipalidad, siendo su primer director don Victoriano Lillo, conocido escritor y crítico de Arte.
En el Museo de bellas Artes de Viña del Mar, se realizaron “los salones de verano“, que fueron muestras de artistas de la pintura y la plástica, nacionales y extranjeros de altísima calidad.
A mediados del siglo XIX, se construyeron, con una finalidad defensiva varios fuertes en la zona central del litoral chileno, 5 de ellos se ubicaron en las Haciendas de Vergara, sus nombres fueron: Pudeto, Callao, Papudo, Sirena y Reñaca.
Escuela de Bellas Artes
Esta fue fundada en el año 1934 por el Alcalde viñamarino Sergio Prieto, en el segundo piso del Casino Municipal.
Sus talleres permanecieron en el casino hasta el año 1941, fecha en que se traslada al Palacio Vergara, con la inauguración del museo de Bellas Artes.
Actualmente los talleres se encuentran en algunas habitaciones del segundo piso y en el amplio sector del Palacio donde doña Blanca Vergara tenía su fina piscina de mármol, temperada. Este sector fue adaptado especialmente para los talleres de la Escuela de bellas Artes, pasando a ser este sector, la parte nueva del Palacio.
El mármol de la piscina fue ocupado completamente en diferentes estatuas. Una de ellas es la réplica de una obra de Rodin.
Los talleres de la escuela son:-Pintura-Escultura-Cerámica-Grabado-Esmalte
El departamento Municipal de Cultura y Bellas Artes de Viña del Mar (Documento de 1945)
El Departamento Municipal de Cultura y Bellas Artes fue creado a principios de 1939 por el Alcalde Dr. Eduardo Grove. El señor Grove quiso con ello centralizar actividades dispersas, entregando a un organismo responsable en cuanto – en relación con la Municipalidad – se refiriera el arte y la cultura. Nombró como Director del departamento al conocido escritor Dr. Juan Marín.
Puesto con todo empeño a su tarea, el Dr. Marín alcanzó a estructurar esta nueva repartición municipal, fijando en líneas generales, la labor por realizarse. Organizó algunos actos públicos, conciertos, conferencias etc, y se preparaba para dar mayor vuelo a sus actividades, cuando fue nombrado como encargado de Negocios de Chile en China. En junio de ese año y a solicitud de todas las entidades culturales y artísticas de Viña del Mar y Valparaíso, fue nombrado en su reemplazo don Victoriano Lillo
El señor Lillo continuó acrecentándolo con nuevas iniciativas el trabajo empezado. Fue así como se dio reglamento a la Escuela de Bellas Artes, que hasta ahora no era más que un curso libre de pintura y escultura. Se crearon nuevas cátedras y habiéndose hecho muy reducido el local donde el departamento desarrollaba su labor -segundo piso del casino- se instaló el edificio llamado “La Rotonda”.
Adquirida la Quinta Vergara, el alcalde señor Grove dispuso que el departamento con todos sus anexos, se trasladara al edificio central de esta propiedad denominado desde entonces “Palacio de Bellas Artes“. Ya con un local con suficiente amplitud, se creó el Museo a base en la sección de obras clásicas de las que había en el palacio cuando fue comprado, y se empezó a formar la sección chilena. Con el objeto de dar mayor importancia a lo musical, fue llamado a colaborar con el señor Lillo, el pianista Don Armando Palacios Bate, quién creó el Conservatorio de Música.